LA MASA DE LA MÁQUINA TOMA FORMA SEGÚN LAS NECESIDADES.

Amasar a mano es un arte.
Conservamos la tradición del gesto desarrollando tecnologías capaces de dar forma al producto, a través un proceso de elaboración a medida.

EL FLUJO DE LA MASA

Toma forma en las nuestras divisoras boleadoras volumétricas – SV, el comienzo de un viaje: máquinas diseñadas específicamente para mejorar el arte de amasar para transformarlo de flujo bruto a materia tangible. Un proceso de elaboración compuesto por pasos precisos que siempre da como resultado un producto final preciso, hecho a medida y de calidad.

  1. La masa se coloca manualmente o a través de un sistema automático de alimentación fuera de la tolva
  2. La masa a l’interior de los hexágonos llega a la estación de redondeo, donde la placa de redondeo, combinada con el movimiento interno de los hexágonos, redondea la masa
  3. Las estrellas son optimizadas para las dimensiones de los productos requeridos. Precortan y liberan la masa en la camara de depósito
  4. El tambor gira de 90 grados y corta las piezas a través del rascador
  5. La posterior rotación del tambor lleva las bolas a la estación delantera, donde los hexágonos las expulsan en la cinta de salida, llevando las piezas redondeadas hacia el exterior
  6. El pistón presiona la masa en el tambor, que se retrae al tamaño de hexágono establecido, creando el volumen de masa requerido

NUESTRA TECNOLOGÍA

TAMBOR

Es en el tambor que la masa toma forma. La alta personalización le permite elegir entre diferentes rangos de gramaje y hasta 4 combinaciones de formas diferentes. SA, DA o SUPERFLEX: más soluciones para cada necesidad.

SISTEMA DE DIVISIÓN

El sistema de división, trabajando en modo volumétrico, garantiza la constancia y reperibilidad del proceso de elaboración. La cuchilla de corte y el correcto sistema de dosificación de harina permiten alcanzar altos niveles de precisión. El primer corte calibrado y la presión ajustable preservan la calidad de la masa, incluso la más suave y delicada.

PROCESO DE BOLEADO

El proceso de boleado es ajustable: el sistema que crea el movimiento puede ajustarse tanto en términos de velocidad como de cantidad. Todos los componentes trabajan en modo sinérgico y coordinado, para garantizar no sólo la máxima calidad de boleado sino también una amplia adaptabilidad, respetando las características de diferentes masas.

SVP

750 – 6.000 pzs/h

1-4 salidas
Solución perfecta para artesanos y panaderías. El rendimiento se puede personalizar, hasta un máximo de 6000 pzs/h. Compacta y flexible, ocupa poco espacio en cualquier ambiente. Adecuada para automatizar procesos artesanal.

SVI

4.500 – 12.000 pzs/h

3 – 8 salidas
Solución perfecta para panaderías semi-industriales. el rendimiento de la producción se puede personalizar, hasta un máximo de 12.000 pzs/h. Su complemento ideal son las soluciones de minilíneas, para acompañar a nuestros clientes en la gestión de sus actividades industriales.

SVI

4.500 – 12.000 pzs/h

3 – 8 salidas
Solución perfecta para panaderías semi-industriales. el rendimiento de la producción se puede personalizar, hasta un máximo de 12.000 pzs/h. Su complemento ideal son las soluciones de minilíneas, para acompañar a nuestros clientes en la gestión de sus actividades industriales.

SVI+

7.500 – 15.000 pzs/h

5 – 10 salidas
Solución perfecta para panaderías industriales. el rendimiento de la producción se puede personalizar, hasta un máximo de 15.000 pzs/h. Su complemento ideal son las soluciones de líneas, para grandes plantas altamente automatizadas.